Magíster en Derecho de la Empresa, LLM, Internacional tiene 18 nuevos graduados de Guatemala y El Salvador Imprimir
Viernes, 25 de Septiembre de 2015 13:23

graduacion 310

Grandes emociones se vivieron durante la ceremonia de graduación de este programa donde los alumnos se mostraron satisfechos y orgullosos de ser los nuevos Maestros en Derecho de la UC.

 

El nerviosismo y la emoción se apoderaron de los alumnos antes de comenzar la ceremonia de graduación que les otorgaría el anhelado título de Maestros en Derecho de la Pontificia Universidad católica de Chile. Este año fueron 18 los alumnos de Guatemala y el Salvador que lograron cumplir con el objetivo y recibir la distinción de parte de las autoridades de la Facultad de Derecho UC.

La ceremonia comenzó con las palabras del Decano, Carlos Frontaura, quien señaló que para la Facultad y el programa era una gran alegría celebrar la graduación de la sexta promoción del Magister de la Empresa, LLM Internacional, que nació en el año 2009 producto de la madurez del mismo y del anhelo por la internacionalización.

En estos 127 años de existencia, declaró el Decano, la Facultad ha intentado cumplir con su misión de servir a la justicia. "Por estas aulas han pasado historiadores, juristas, cientistas sociales, servidores públicos, ministros de la corte suprema, legisladores, presidentes de la república y destacados sacerdotes y santos chilenos. Ahora ustedes como exalumnos de esta Facultad, son compañeros de corporación de intelectuales, servidores y santos". El decano los instó además a no olvidar poner su vocación al servicio de sus pueblos y servir, sin tregua y sin temor, a la justicia que junto a la paz son claves para el bien común.

El profesor Juan José Romero, director del Programa, en tanto extendió las felicitaciones a las familias de los graduados quienes junto a Dios, dijo, son un pilar fundamental en el camino de formación. "Quiero destacar la grandeza de estos alumnos y agradecer por su tremenda hospitalidad. Ustedes son honorables y merecen aplausos por el buen uso que hacen de su inteligencia, porque realmente han superado un tremendo desafío.

Como ya es tradición, durante la ceremonia las autoridades hicieron entrega del premio a la excelencia académica y este año se sumó el premio al mejor compañero escogido por sus compañeros. El primer galardón fue para la alumna Claudia Arteaga y el segundo para el alumno Andrés Galindo, quien además dedicó algunas palabras a sus compañeros.

"Agradezco a la universidad por habernos acogido y estamos honrados por hoy ser parte de la distinguida lista de egresados. Quisiera destacar la gran labor y dedicación de los profesores quienes han sido un verdadero ejemplo para nosotros, su calidad humana y profesional han superado completamente nuestras expectativas".

Para finalizar esta ceremonia el alumno Josué Llévanos, en representación de El Salvador, se dirigió a los presentes con un emotivo discurso donde agradeció a los graduados por el gran espíritu de compañerismo que se formó entre ellos, a los profesores, a sus familias y principalmente a Dios por ser el motor de su vida. "El conocerlos ha sido una de las principales ganancias, y no hay palabras para agradecer a los profesores, la tremenda entrega de conocimientos en aspecto de Derecho, pero también de vida y de amistad que nos han entregado. También quiero agradecer a Dios quien siempre ha dejado raíz en mi mente y corazón, ¡que el señor los cuide a todos y felicidades por este tremendo logo!".